Fundamentos

FUNDACIÓN MAGNA FRATERNITAS UNIVERSALIS Bogotá

LA HIPÓTESIS DEL ORIGEN DE LA YOGA EN AMÉRICA, SU VALORACIÓN DESDE EL ÉXODO DEL SABER DE AQUARIUS. Arq. Edwin Rodríguez Paz * ¡En América del sur se encuentran vestigios de la existencia de una vía superior de Yoga! Al recorrer su geografía, al encontrarnos con sus antiguas Culturas y en las referencias de publicaciones de destacados investigadores. Hay que aprender a leer estos vestigios buscando referencias de este sistema de auto-perfeccionamiento. La invitación para revelar sus contenidos está abierta para todo estudioso e investigador, ya sea arqueólogo, antropólogo, sociólogo, historiador, científico, filósofo, artista o didacta. Es necesario recuperar la sabiduría de las antiguas culturas de América por su mensaje trascendente. Es posible que en las antiguas culturas de América se haya cultivado una vía superior para la elevación del Ser, así como se han cultivado estos sistemas en otros continentes. En Asia se implantó el Zen en el Japón gracias a Nagarjuna, proveniente de las enseñanzas del Sabio Sidharta Gautama el Buddha, en África existieron Escuelas de Iniciación a donde fue a iniciarse el Sabio Pitágoras en Egipto, así como las de Sais, Tebas y Heliópolis. En Europa se encontraban las de Huesca, Gades, Chartres y Bibracte, nombrando solo algunas. Para abordar estas investigaciones se puede aplicar las disciplinas del significado como la Etimológica, Literaria, Semiótica, Estética, Filosófica, Simbólica, Analógica, Histórica, Hermenéutica, la Tradición de Sabiduría, la del Sistema de Paramitas y la Epistemología de Comprensión que proponen el Maestre Dr. de la Ferrière y su Discípulo el Maestre David Ferriz Olivares. Hagamos una breve aproximación a través de un representativo símbolo. El Maestre de la Ferrière antes de salir en su Misión para América en 1947, le había solicitado al gobierno francés una subvención para realizar una investigación en Suramérica. Le fue denegada debido a la falta de fondos por la reciente terminación de la guerra. El tenía la profunda convicción, fruto de sus conocimientos e investigaciones, acerca de la Sabiduría alcanzada en las antiguas Culturas de este continente y la posibilidad del origen de la Yoga en América, anterior a su implantación en el Asia. La Yoga esta actualmente distorsionada por intereses personalistas que han tomado algunas de sus disciplinas para obtener lucro, ya sean las asanas como posturas, los mantrams como encantaciones, el pranayama como arte de la respiración, sin observar las mínimas reglas de purificación y de control y menos aún, sin comprender el sistema y su verdadero propósito de unión, fusión, Yug. El Maestre de la Ferrière ya advertía en su obra el “Yug, Yoga, Yoghismo. Una Matesis de Psicología”, que la sola práctica de las asanas no otorga a nadie el título de Yoghi, ni proporciona siquiera la noción de la Yoga. Estas distorsiones dificultan la comprensión de la existencia de la Yoga en las antiguas culturas de América. Y la dificulta también el hecho de subvalorar nuestras culturas, como bien lo señaló el Maestre emblemático de la Palabra Saber, Dr. David Juan Ferriz Olivares en su artículo titulado “Latinoamérica la joya ignorada” y en su discurso sobre “Génesis y Humanismo de la Culturas antiguas de América”. En uno de sus párrafos se lee: “América Latina ha permanecido ignorada y esto es lo menos que podemos decir para ser generosos, en el olvido de depredaciones que nuestra raza y nuestra cultura han sufrido desde la época de la conquista en que sus invasores desconocieron sus grandes culturas: Maya, Inca, Tolteca, verdaderas fuentes de sabiduría, organización social, arte y esplendor. Ellas fueron abatidas y desconocidas por el fanatismo e ignorancia de los conquistadores”. Cuando nos acercamos a la cultura Tiwanaku, a la Puerta del Sol, vemos en su dintel una serie de figuras muy elaboradas, que denotan una intencionalidad por su expresión artística y simbólica, entre las que destaca la del centro. Es la figura de un hombre con unas características especiales, porta en cada mano un báculo, conocido también como vara o cetro, cuya riqueza simbólica es bien interesante por los profundos significados que contiene, más aun tratándose de varas con forma de cóndor y de serpiente. Cultura Tiwanaku Puerta del Sol.   Estela de la Cultura Chavin de Huántar. detalle. Cultura Uyumbe. Municipio de San Agustín Huila. Uno de los aspectos a destacar de esta figura emblemática es que se encuentra en muchas de las culturas de la antigua América, como en los pictoglifos del desierto de Atacama, en la cultura Chavín, en la Wari, en la Uyumbe. En la cultura Muisca a Bochica se le representa con su vara, con la cual dio un golpe en la roca y abrió el salto de Tequendama. Se percibe que se trata de un símbolo transmitido por una Tradición organizada, que fue conservando esta Enseñanza propia de la Sagrada Tradición Iniciática. En cuanto a la hipótesis de su origen, el Señor de los Báculos habría surgido en la época del horizonte cultural Tiahuanaco, según la conclusión de Miguel Rochas Vivas, referido en el artículo de Ximena Jordán, Máster en Curaduría del Arte en Melbourne University (Revista Escáner Chile). Hay muchos escritos sobre esta figura, se han realizado abundantes estudios y si aplicamos la comparatividad entre algunas culturas donde se encuentra, podemos observar que se trata de un símbolo de alcance universal. Se encuentra en la Tradición Hebraica cuando Moisés frente al Faraón arroja la vara y ésta se convierte en serpiente, en la Tradición Helénica con el caduceo de Mercurio enrollado por dos serpientes y en el relato de Tiresias controlando a las serpientes con la vara. El Maestre de la Ferrière aclara este símbolo indicando su relación con la Yoga: “El “Bastón de Esculapio” es el emblema de aquella fuerza benéfica que reina, es el símbolo de “Kundalini” que sube a través del canal central. Llegó a ser el signo de los doctores en medicina, quienes antiguamente eran Magos y cuyo sacerdocio era luchar contra las fuerzas del mal en los diversos dominios (tanto en el dominio psíquico como en el físico). Asklepios, del cual los latinos hicieron Esculapio, era según la mitología de los griegos, el hijo de Hermes, cuyo “caduceo” es el atributo y esa vara simbólica de los antiguos servía de emblema a los investigadores de la verdad”. 1 El llevar dos varas, una en cada mano, es una alusión a la maestría de la polaridad. Es el trabajo a realizar en Yoga, y su verticalidad indica que se trata de una Vía superior, como la Jñana-Yoga, la vía del Saber, con sus Misterios Mayores. Entre los Incas se encontraba establecido el sistema de la Casa del Saber, el Yachai Wasi, al cual hace referencia la exégesis del Maestre Dr. David Ferriz Olivares: “Yachay Wasi significa en quechua Casa del Saber y es significativo que en el Imperio más extenso de la historia del hombre, haya sido el centro de la cultura y preparación de todos aquellos que habrían de tener una posición gubernamental y social en el Inkario. El Inkario, como sabemos, abarcaba desde el sur de Colombia hasta el río Bío-Bío del sur de Chile, incluyendo las cordilleras de los Andes y extensiones diversas en las estribaciones de la tierra baja, adyacente a los Andes. Hemos visto que los Inkas y Pre-Inkas constituían una sociedad que llamaríamos ahora de predominio científico, que permitió en su sistema social llevar adelante etapas sociológicas que el mundo contemporáneo no ha alcanzado a realizar. Si el verbo quechua Yachay, Saber, se encuentra representado por la mayor arquitectura existente en el mundo en el Perú, como también el Saber egipcio en las pirámides y la Esfinge; por su parte la Gnosis de la Grecia antigua y la Jñana de la Escuela Sánscrita, ocupan a la vez grandes textos, como los de los Upanishads, que son las Escrituras de la India antigua que dan el reconocimiento escrito de la superioridad de la Jñana como vía de realización del hombre, individual y socialmente. Ha revelado la historia una categoría de grandes obras, de grandes realizaciones, de una labor mayor y una auto-realización basada en la trascendentalidad que forma a la individualidad y no una individualidad inconsciente y ajena a ese potencial”. 2 La existencia de la Sagrada Tradición Iniciática en América de tiempos remotos, evidenciada a través de sus símbolos y otros referentes que dan cuenta de que se cultivaron Misterios Mayores, es un hecho que es necesario rescatar en su verdadero sentido, para contrarrestar las especulaciones metafísicas y suposiciones fantasmagóricas, carentes del piloto epistemológico como principio superior de inteligibilidad, que llevan al ser humano a perder la oportunidad de comprender la historia, diluir su identidad y transformarse. Se dirá que no hubo escritura para constatar el hecho histórico, pero eso ha quedado completamente superado por los estudios de la simbología, de la mitología, de la epistemología, que consideran que la expresión cultural en sus diferentes modalidades, como el ritual, la estatuaria, la cerámica, la arquitectura, el mito, son manifestaciones intelectuales, como lo han demostrado autores como Sussane Katherina Langer, Gastón Bachelard, Ernst Cassirer o Carl Gustav Jung, entre otros. Podrá afirmarse que la Yoga es una tradición conservada solo en el Oriente, en las regiones tibetanas y de la India, dada su antigüedad desde los tiempos Védicos. Pero se trata de la visión de acuerdo con el conocimiento de una parte de la historia que es necesario ampliar, y así profundizar en las causas que produjeron manifestaciones socio-culturales ejemplares por sus logros de convivencia pacífica y desarrollo cultural, como en la civilización de Caral con una antigüedad de 5.000 años, los logros sociales de la cultura Zenú en el manejo del agua y de la naturaleza y el sistema de organización social, agrícola e hidráulico en el Incario. Los estudios de Ruth Shady, de Clemencia Plazas y Ana Maria Falchetti, y los de Luis Eduardo Varcárcel amplían esta visión, para citar solo estos investigadores. El Maestre Dr. David Juan Ferriz Olivares en una de sus obras de exégesis, Los Paramitas, escribió: “La importancia del encuentro de vestigios de la Yoga en las culturas Indoamericanas, nos lleva a considerar ciertas fuentes que establecen hipótesis interesantes sobre la posibilidad de un origen más antiguo de la Yoga en América. Por otra parte, la estatuaria de América con su mensaje de instauración más antigua, con la fuerza plástica de una plasmación más lejana, si queda sumergida en el misterio de la protohistoria, en cambio proporciona el testimonio y la sugerencia de una existencia yoghística más antigua y con características diferentes a como se realizó en la India. Las evidencias arqueológicas señalan, cada vez con mayor énfasis, que las culturas americanas fueron un producto típico de este continente. Indican que su evolución, siguiendo caminos diferentes a los tomados por las civilizaciones, India, China, mesopotámica o egipcia, convergieron a formas similares sin que necesariamente, ello implicara una relación directa”. 3 El Maestre Dr. Raynaud de la Ferrière precisó la universalidad de esta ciencia vital: “El sistema Yoga no proviene ni del Oriente ni del Occidente: es en Asia donde se ha desarrollado, es en la India (y en el Tibet) donde ha habido la mayoría de adeptos, es en Oriente, en fin, el que ha resguardado el método tradicional, pero se ha practicado en todas las iniciaciones antiguas (sean de América, de África o Australia)”. 4 Se abre así un panorama diferente para la comprensión de las antiguas culturas que surgieron en este continente, para abordar con esta hipótesis las investigaciones y valorar sus símbolos expresados en su cultura a la luz de la Sagrada Tradición Iniciática. El Éxodo del Saber de Aquarius establecido desde 1990 por el Apóstol emblemático del Saber, el Maestre Dr. David Juan Ferriz Olivares, apoya esta hipótesis. Se trata de avanzar hacia una tierra distinta a las otras, para reconocer la existencia de la Sagrada Tradición Iniciática Mayor en las antiguas culturas del sur de América y valorar el potencial que tiene esta tierra para esta Era del Saber. Dice el Maestre David Ferriz Olivares que “Los Éxodos siempre han sido redentores, liberadores y constituyentes de la identidad de los pueblos y de la Gran Tradición Iniciática (...)”. 5 El Éxodo del Saber de Aquarius en su tipicidad proporciona elementos para fortalecer la identidad de nuestros pueblos, al proporcionar la vía, los métodos y los símbolos, de acuerdo con el Mensaje del Avatar, el Maestre Dr. Serge Raynaud de la Ferrière. Abordar esta investigación constituye una tarea indispensable, pues abre una perspectiva para la comprensión de lo que se puede lograr socialmente al aplicar objetivamente estos sistemas de sabiduría, pues son el fundamento para establecer la Edad de Paz y de Oro anunciada por las profecías para cuando llegara la Era del Aquarius, con la orientación de verdaderas Asambleas teocrático-científicas de Sabios, como sucedió en épocas pasadas, a las cuales el Maestre de la Ferrière hace referencia. En el Yug, Yoga, Yoghismo. Una Matesis de Psicología, escribió: “Cuando Alonso de Ojeda pasó por Centro América en 1499, los indígenas de la costa de Cumara denominaban ya al continente entero con el nombre de Amérriqua que quiere decir en lengua maya: el país de los vientos. Los vestigios de esta civilización, las piedras, los templos encontrados, todas las excavaciones emprendidas en nuestra época actual tienden a probar definitivamente la prioridad incontestable de esta civilización por encima de todas las otras. Hace cerca de 12.000 años que los Mayas difundían por el mundo el ritual secreto de sus creencias, la síntesis original de sus conocimientos, el código de sus leyes y las tradiciones de sus costumbres. Los aymarus (“aquellos que levantan la voz”), es decir, los Superiores de los Amautas (sacerdotes) han dejado enseñanzas de las cuales el mundo de hoy todavía busca la significación; los sabios se interesan por las lecciones dejadas por esos Grandes Iniciados y apenas tienen los preliminares del alfabeto Maya!… Son los aymarus quienes han dado su nombre a la lengua aymara (lenguaje sagrado del Imperio Maya) que es un idioma-clave que resuelve los enigmas de otras lenguas”. 6 Se requiere mayor inversión en investigación y más esfuerzo para el estudio de la sabiduría de estas antiguas culturas en los colegios y en las universidades, mayor divulgación que exalte sus aciertos por parte de la prensa escrita y hablada, que haya cada vez mejores documentales y series que muestren con fundamento científico los avances de las investigaciones, así como exaltar la obra de los investigadores que han dedicado sus vidas al estudio de estas culturas. La identidad es esencial en la realización ontológica y a su vez, está íntimamente integrada a lo que se hace. Los sistemas como la Yoga transmitidos por la Sagrada Tradición Iniciática aportan elementos para que el ser realice su trascendencia, se libere de la ignorancia y aborde su evolución conscientemente. Hay inquietudes que es conveniente plantearse al buscar esta Ciencia Sagrada en los vestigios de las culturas que florecieron en este continente. ¿Cómo aborda el Avatar de esta Era la Yoga? ¿Cómo evalúa lo ocurrido con esta Ciencia milenaria durante los últimos 2.000 años? ¿Ve la necesidad de darle un enfoque adecuado para esta Era?. Estas y otras inquietudes han sido tratadas por su primer exégeta, el Maestre Ferriz, en obras como Los Paramitas, El Reajustamiento Doctrinario, El Retiro del Maestre y la Supremacía de la Jñana-Yoga en la Era del Saber. Respecto a estas inquietudes, el Maestre Dr. David Ferriz Olivares señala la importancia en una de sus obras de exégesis del concepto actualizado de la Yoga: “En la primera frase acerca de la Yoga, con la cual comienza su libro Yug Yoga Yoghismo (pág. 17 Ed. Diana), ahí donde expresa el Maestre y advierte que la Yoga “...se aplica a la auto-realización ontológica en igual forma que al manejo de la dialéctica, de la teorética, del discurrir del pensamiento y de la misma Ciencia”. Ante tal concepto enorme del manejo de la dialéctica, lo primero que uno piensa es: la dialéctica en su retrospectiva, en su uso en la primera mitad del siglo XX, antes en Hegel, mucho antes en Aristóteles, en Platón y en su origen; Heráclito como precursor y Zenón de Elea, discípulo de Parménides como el creador, según Aristóteles. Si no estamos acostumbrados a abordar la yoga desde un punto de vista dialéctico, imaginamos que la yoga es sencillamente la práctica de unos cuantos movimientos, o una actitud contemplativa que libros orientalistas en la primera mitad del siglo XX, nos describían acotaciones acerca de la yoga en la India, pero el Maestre advierte en esa misma frase inicial y primordial: que es indispensable para abordar la yoga, el manejo de la dialéctica, lo que implica una revolución de conceptos y de métodos en la aplicación de esa ciencia milenaria”. 7 Quedamos ante un panorama insospechado. Gracias al Éxodo del Saber se tiene esta nueva perspectiva de una realidad que es urgente abordar para contribuir a una mejor comprensión de la espiritualidad basada en el estudio, la investigación de las manifestaciones de Dios, incluida la Sagrada Tradición Iniciática, la aplicación de los símbolos, para operar el cambio en sí mismo, la transmutación del ser y los consabidos aportes para la comprensión de nuestros pueblos. El Éxodo del Saber orienta el destino histórico de la humanidad, con lo cual puede retomar su curso y emprender su aventura común sobre la tierra con la confianza que le permite la realización consciente del vínculo entre Dios y los hombres. _________________ 1 Dr. Serge Raynaud de la Ferrière Propósitos Psicológicos II, pág. 260. Diana México 1978. 2 Dr. David Ferriz Olivares. La Supremacía de la Jñana-Yoga en la Era del Saber, pág. 113. FISS Bogotá 1994. 3, 4 Dr. David Ferriz Olivares. Los Paramitas II, pág. 208. Nueva Era Lima 1980. 5 Dr. David Ferriz Olivares. La Supremacía de la Jñana-Yoga en la Era del Saber, pág. 141. FISS Bogotá 1994. 6 Dr. Serge Raynaud de la Ferrière. Yug, Yoga, Yoghismo. Una Matesis de Psicología, pág. 189. Diana México México 1978. 7 Dr. David Ferriz Olivares. Los Paramitas I, pág. 14. Ed. Nueva Era Lima 1980. Fuentes gráficas: reydekish, pinterest, wixflix_colparques. * Edwin Rodríguez Paz es Arquitecto con formación en Epistemología, Simbología, Cosmobiología y Arqueometría. Presidente del Consejo Subalterno, Director Ejecutivo de la Casa de la Cultura y del Liceo de Síntesis de la Fundación Magna Fraternitas Universalis en Bogotá. Miembro del Comité Organizador de los Congresos Mundiales de la Fundación Escuelas Libres de Investigación Científica para Niños ELIC. Es discípulo del Maestre Dr. David Juan Ferriz Olivares y de los Maestros Venerables Sat Arhats María Nilda Cerf Arbulú y José Miguel Esborronda Andrade. 22 de junio 2018. Solsticio de Verano. Día del Sat Chellah y de la Magia.  

FUNDACIÓN MAGNA FRATERNITAS UNIVERSALIS Bogotá

Desde el Éxodo del Saber de Aquarius se aplica la epistemología para la unión de las religiones. Arq. Edwin Rodríguez Paz *. Es factible levantar el velo supersticioso de las religiones decadentes. Para muchos de mis compañeros no era suficiente lo que en familia, ni en el colegio, ni en la iglesia se nos decía acerca de dios y de la espiritualidad. No colmaba nuestras expectativas. Era un mundo extraño poblado de suposiciones de un dios antropomorfo que actuaba desde un cielo imaginario. Continué con mis indagaciones y encontré afortunadamente la Obra del Maestre Dr. Serge Raynaud de la Ferrière y de su Discípulo el Maestre Dr. David Ferriz Olivares, y el aporte de la epistemología, disciplina que permite aclarar el concepto de la divinidad, dadas las exigencias intelectuales contemporáneas. Gracias a este encuentro desde los 21 años, pude comprender que la espiritualidad es una en esencia y eterna, y que en cada gran ocasión se presenta con una nueva forma, con un nuevo ropaje, adaptado a las nuevas condiciones de los hombres, a su nueva evolución y psicología. Me identifiqué con la Enseñanza de los Maestres que promueve el respeto a que cada quien tenga su concepto de la divinidad. Es un Mensaje espiritual innovador por sus enfoques, el cual abre ampliamente una esperanza para la humanidad, mediante el estudio, la investigación y la vivencia, el cual propicia la unión de las religiones. Desde 1947, cuando el Maestre Raynaud de la Ferrière inició su misión pública al llegar en barco a New York proveniente de París y luego aterrizar en avión en Caracas, el 17 de enero de 1948, sentó nuevas bases para la comprensión espiritual, con fundamento en la epistemología. Nos encontramos actualmente en una etapa de transición entre las dos grandes Eras, debido al paso de una Era precesional que terminó, la de la fe y la separatividad, la Era de 2.000 años en la cual Jesús el Cristo como Avatar hizo referencias al símbolo del Hijo de Dios y del Pez, la cual va dando paso poco a poco a la nueva Era del Saber, de síntesis, que va a durar aproximadamente 2.300 años, en la cual su Avatar el Maestre de la Ferrière, se presenta profundamente diferente, para instaurar la Era del Hijo del Hombre, la Era del Cristo Rey anunciado. El paso de una Era a otra no es en corto tiempo, es como en los cambios de estación, en que el invierno entra un poco en los días de la primavera y hay días primaverales antes de que termine el invierno. Estas Eras se estudian en Cosmobiología mediante la aplicación del cálculo matemático al movimiento del punto vernal sobre la eclíptica, debido a la precesión de los equinoccios. El Maestre de la Ferrière tuvo que hacer un gran esfuerzo para recuperar el significado de muchos conceptos y símbolos, sobre todo en el campo de la espiritualidad. Recordó el concepto original de religión, refiriéndose a su etimología proveniente del latín religare, que significa volver a unir, para esclarecer el panorama ante la nueva Forma que tenía que implantar como Avatar de la Era de Aquarius, como Mensajero de la Nueva Edad. Ese esfuerzo requirió limpiar la polvareda de fanatismo, dogmatismo, degradaciones, tergiversaciones y suposiciones que se han dado durante siglos alrededor de la Sagrada Tradición Iniciática. El realizó la unión de las religiones, ideológica, vivencial y existencialmente, como místico universal, y lo hizo al estudiar comparativamente las religiones desde los cultos primitivos. Esa unión tuvo una característica vamos a decir especial, por lo revolucionaria, pues su estudio, su análisis, su factibilidad, la hizo con un enfoque epistemológico, reuniendo varios factores como la comparatividad, lo que le permitió encontrar similitudes entre las grandes religiones. El concepto de la triunidad es común a muchas de ellas y se encuentra expresado de diversas maneras. Este estudio y las correspondientes conclusiones epistemológicas le permitieron levantar el velo teológico con el cual se habían ocultado los misterios de Dios. La teología había hecho su aporte pero se volvió insuficiente para esta época, debido a que vela los misterios y al velarlos los presenta como dogmas de fe y permite que alrededor del concepto de Dios se tejan una serie de suposiciones que alejan cada vez más y más a Dios del ser humano. Al contrario, en nuestra época el ser aspira a una mística universal con apoyo en la ciencia, que le permita comprender lo íntimamente ligado que está con lo Divino. En esta nueva Edad el ser necesita comprender lo divino mediante su estudio e incluso, poder vivenciarlo. El Maestre de la Ferrière había realizado la importancia de la epistemología como ciencia del saber y lo que podía aportar con su método para esta Era de síntesis, de revelación de misterios, de investigaciones verdaderas, y la aplicó en su Mensaje para la unión de las religiones y para establecer el nuevo concepto de la Divinidad. Presentó en su Mensaje el IN del IN-RI, con un fundamento bien estructurado y suficiente, el cual esta a la altura y profundidad de quienes trabajan por esta unión. Este símbolo presentado desde la Primera Venida del Cristo hace 2.000 años, indicó que Jesús no podía lograr la unión de las religiones, el I-N, ni la unión de las ciencias, el R-I, pues cada letra había quedado separada: I-N-R-I. Para esta Segunda Venida del Cristo, la Era del Hijo del Hombre, sí quedan unidas las letras de dos en dos: IN-RI, indicando la unión de las religiones y la unión de las ciencias. Su primer Discípulo, exegeta e ideólogo, el único que lo comprendió a fondo, el Maestre Dr. David Juan Ferriz Olivares, resaltó aspectos primordiales de su pensamiento al abordar la factibilidad de la unión de las religiones en su obra de exégesis. Lo pudo hacer libremente a partir del Éxodo del Saber, pues ya no quedaba obstaculizado por las mentalidades ratardatarias, caducas y simplistas, apegadas a una visión teológica dogmática y a símbolos de la Era anterior. La teología es importante, pero ahora la epistemología permite tomar consciencia de lo que está velado por la visión teológica. El Maestre de la Ferrière observó con la guía del principio superior de inteligibilidad, cómo el cristianismo presenta la manifestación divina como Dios Padre – Dios Hijo – Dios Espíritu Santo, mientras que por su parte el brahmanismo lo hace como Brahma el creador – Vishnú el sustentador – y Shiva el evolucionador, transformador, y en la leyenda egipcia se expresa como Tem – Shu – Tefnut. En la ciudad de Annu, luego conocida como Heliópolis, ciudad donde funcionaba un Colegio Iniciático, la Enéada teogónica comenzaba con la triada: Tem el que emana de si mismo, el Total, el Completo, Shu el soplo de Vida, dios creador, padre de los dioses y con Tefnut, la humedad, diosa con cabeza de leona, pareja primordial. Esa es la forma teológica acostumbrada, difícil de entender y más aun de vivenciar tanto inmanente como trascendentemente. Al aplicar el análisis epistemológico incluyendo el estudio exegético y por supuesto la historia, al tomar en cuenta los factores de las diversas expresiones religiosas, como mitos, símbolos, metáforas, analogías, los referentes etimológicos, se va diluyendo el velo teológico. Para tomar un ejemplo con la primera persona de la divinidad, se advierte que ésta se refiere al principio activo, en el cristianismo presentado como “padre” y en el brahmanismo como “creador”, que por extensión significa la energía creadora, el principio vida. En conclusión, esta manifestación presentada teológicamente como la primera persona, se refiere científicamente al Principio-Vida. En su VII Mensaje, el “Yug, Yoga, Yoghismo. Una Matesis de Psicología”, el Maestre de la Ferrière concluyó: “VIDA (en lugar de un Dios-Padre antropomorfo que limita las concepciones sinceras) hasta la FORMA, que viene en época regular a materializar lo Divino: como una emanación material de la Esencia de Vida, como un Avatar Real (Mesías): el CRISTO, como el Maestre Jhesú (en lugar del Jesús histórico constantemente expuesto a la crítica), como una realización espiritual, hasta el PENSAMIENTO Eternal, entendido como estado de consciencia universal (en lugar de un espíritu-santo hipotético)”. Gracias al Éxodo del Saber es posible comprender la importancia de la epistemología, estudiarla y aplicarla con el enfoque que le dan los Maestres para esta época. Pero sucede que al introducir una nueva Forma en la espiritualidad, en la Sagrada Tradición Iniciática con base en la epistemología, hay quienes la rechazan. Y la rechazan por apego a valores y símbolos caducos, por dogmatismo, por su nivel mental que es sin duda respetable. En la serie de sus 36 Propósitos Psicológicos, en el primero titulado “Disertaciones Filosóficas. Simbología”, el Maestre de la Ferrière escribió: “La Religión, que es la esencia misma de la religación de los individuos, sufrió en el curso de los tiempos grandes transformaciones, produciendo una división seria en el dogma y en el ritual, en tanto que la base teológica ha sido idéntica. Aparte de estas amplias divisiones resulta aún más penoso constatar diferencias en el seno de una misma creencia; esto ocurre muy a menudo a consecuencia de un mal entendimiento lexicológico. He llamado más de una vez la atención acerca del valor etimológico de las palabras, y he insistido también acerca de la importancia esotérica y filosófica de lo términos. Las bases teológicas fueron en el curso de los tiempos fincadas con principios al alcance del entendimiento de Autoridades competentes y no para ser dadas como pasto a la masa profana. Por ejemplo, la cristiandad fue desmembrada en gran parte por culpa de los mismos “grandes pensadores”, pero de espíritu estrecho o, por lo menos, de conocimiento limitado. Así, se sabe que el dogma de la Inmaculada Concepción enemista a los católicos con los protestantes, mientras que teológicamente debería ser sencillo aceptarlo por todos los que se dicen cristianos. Ello solamente requiere un poco de sentido común y de tolerancia filosófica”.1 Es muy interesante observar detenidamente lo sucedido ideológicamente durante el histórico diálogo epistolar entre el Maestre de la Ferrière y su Discípulo el Maestre Dr. David Juan Ferriz Olivares, entre Niza y Bogotá de 1956 a 1962. En una de estas cartas que surcaban el atlántico el Maestre Ferriz recibió una expresión típica del Pensamiento Primordial de su Maestre: Yo realicé a Dios a través de las matemáticas. Dado el alto alcance de esta expresión, el Maestre Ferriz consideró importante escribir una obra para presentar su trascendencia para la Edad de Oro y de Paz esperada. Presentemos solo dos de los objetivos que se trazó al escribir esta obra: el dar vías para que el hombre realice el reconocimiento subjetivo de la divinidad para la unión de la Ciencia, la Religión y las Religiones entre sí, y el de plantear un nuevo concepto de la Divinidad, por el cual surge la factibilidad de la unión de las Religiones y las Ciencias, con base en el planteamiento: la Causa Suprema contiene el Efecto No-manifestado y la Manifestación, el cual no abandona su basamento causal científico, expresándose a través de la relación Vida-Forma-Pensamiento, siendo el punto de convergencia o término final de todas las investigaciones. Esto permitirá: la demostración objetiva de la existencia universal planteada por la Ciencia y la realización subjetiva del Gran Todo representada por una Mística Universal. 2 Desde el Cuarto Mensaje, Ciencia y Religión, escrito en New York, el Maestre de la Ferrière señaló el valor de la epistemología para poder comprender las cosas divinas. Unos cinco años después, a partir de 1953 en la época de su Retiro Arquetípico, en la Etapa culminante de su Misión dedicado al Pensamiento, radicado en Niza, presentó otras características y aplicaciones de la epistemología en la serie de sus 36 Propósitos Psicológicos. El Éxodo del Saber al rescatar el valor de la epistemología en función de su aplicación y vivencia, para la transformación de los conceptos al permitir el paso del velo en los misterios a su clarificación, contribuye a guiar el destino histórico de la humanidad para retomar su curso y poder emprender su aventura común sobre la tierra, con la confianza que le permite la realización consciente del vínculo entre Dios y los hombres. Es una de las razones por las cuales el Éxodo del Saber lleva a Dios en exilio y al Maestre de la Ferrière igualmente en exilio, debido a que lo lleva fuera de la visión teológica, no lo concibe bajo la forma antropomorfa ni de la trinidad acostumbrada por las religiones, como tres personas distintas y un solo dios verdadero. Esta nueva Forma de la espiritualidad con este tremendo viraje se encuentra ajena al dogmatismo, porque si no el nuevo concepto de la Divinidad quedaría incomprendido e incontemplado, alejado del Ser, dificultando la implantación del IN del INRY, la Unión de las Religiones y la implantación de la Edad de Oro y de Paz esperada. En el Propósito Psicológico XXXII, El Santo Graal, el Maestre de la Ferrière señaló al respecto: “toda rebusca experimental orientada sobre la retaguardia metafísica, estaría destinada a un fracaso certero, si un principio epistemológico como principio superior de inteligibilidad, no le sirviera de piloto” 3. _________ 1 Propósito Psicológico tomo I. Diana México 1978. 2 Su Pensamiento Primordial: Yo realicé a Dios a través de las matemáticas. Lima 1977. 3 Propósito Psicológico XXXII pág. 27. Ediciones Meyerbeer Niza1958. * Edwin Rodríguez Paz es Arquitecto con formación en Epistemología, Simbología, Cosmobiología, Arqueometría y Religiones Comparadas. Presidente del Consejo Subalterno, Director Ejecutivo de la Casa de la Cultura y del Liceo de Síntesis de la Fundación Magna Fraternitas Universalis en Bogotá. Miembro del Comité Organizador de los Congresos Mundiales de la Fundación Escuelas Libres de Investigación Científica para Niños ELIC. Es discípulo del Maestre Dr. David Juan Ferriz Olivares y de los Maestros Venerables Sat Arhats María Nilda Cerf Arbulú y José Miguel Esborronda Andrade. 22 de junio 2018. Solsticio de Verano. Día del Sat Chellah y de la Magia.  

FUNDACIÓN MAGNA FRATERNITAS UNIVERSALIS Bogotá

El Éxodo del Saber de Aquarius rescata el propósito de una Ciencia del Hombre. Por el Arq. Edwin Rodríguez Paz* El Éxodo del Saber rescata el pensamiento primordial del Mensaje del Maestre Dr. Serge Raynaud de la Ferrière. El Éxodo del Saber en esta Era precesional de Aquarius plantea una dirección diáfana, profunda y trascendente y a la vez, diferente, para el destino histórico de la humanidad, con la cual puede retomar su curso y emprender su aventura común sobre la tierra con la confianza que le permite la realización consciente del vínculo entre Dios y los hombres. El Maestre Dr. Serge Raynaud de la Ferrière en su Mensaje profundamente diferente, acorde con las características del Saber de esta Era precesional, de investigación, de profundización, de vivencia, de síntesis, presenta la Yoga para la auto-realización ontológica, aplicándola igualmente a la dialéctica, a la teorética, al discurrir del pensamiento y a la misma ciencia, con la hipótesis de haber tenido su origen en América. Presenta la epistemología de la vida para la comprensión de las cosas divinas, la espiritualidad y la mística basadas en la ciencia, así como la ciencia entendida en su sentido ilimitado del saber, entre más de 10.000 conceptos novedosos. Su Discípulo y exégeta, el Dr. David Juan Ferriz Olivares inauguró el Éxodo el 18 de octubre de 1990, lo cual le permitió presentar abiertamente la Jñana, el Saber, la Jñana-Vijñana-Yoga como Yoga de relación de Dios con el mundo, el Discipulado Modelo, el Sendero de Iniciación Mayor con sus Misterios Mayores, desde la cima de la Línea Vertical de la Cruz emblema, pues anteriormente, por 40 años, las estructuras caducas, dogmáticas y reduccionistas de la línea horizontal no lo permitían. En su primera obra de exégesis, la Teoría Científica de la Cosmobiología, publicada en 1975 por el Rectorado de la Universidad Nacional de Trujillo, plantea que una ciencia madura y unificada de la humanidad debe tener una base biológica, basándose en los aportes de la antropóloga norteamericana Laura Thompson (“Hacia una Ciencia del Hombre” McGraw-Hill 1961 y Editorial Roble 1965). Así mismo incluyó la necesidad de la investigación por medio de disciplinas múltiples, como una piedra angular, así como el uso de la situación clínica como mecanismo correctivo para mejorar la teoría y el método y el nacimiento de un modelo fenomenológico y heurístico de la realidad, basado en ciertos hallazgos empíricos de las ciencias biológicas y físicas, acerca de la naturaleza y el hombre. El Maestre Raynaud de la Ferrière al inicio de su misión había expresado su responsabilidad por la incomprensión entre los hombres, y en su compromiso propuso la integración del hombre, con la aplicación e inclusión de métodos, de sistemas, así como la universalidad y una síntesis que conduzca a la matesis. Desde su realización epistemológica presentó una serie de conceptos revolucionarios para la evolución consciente y de alto alcance para esta era de investigaciones verdaderas. Al respecto escribió: “Es, sobre todo, nuestra incomprensión de la verdadera misión del hombre, la que ha hecho en el curso de la Historia de la Humanidad: una falsa evolución de los seres”. A continuación de esta expresión incluyó la cita de Platón de su obra profética “La República”, un texto que El consideró entre los más iniciáticos de la tradición griega (Libro VIII).1 Dentro de este seguimiento introductorio acerca de una Ciencia del Hombre, abordó los aportes de algunos destacados científicos, psicólogos y pensadores, así como de filósofos existencialistas, lo cual le permitió concluir: “En este orden de ideas, el Existencialismo se reúne en un sentido con las Tradiciones Iniciáticas más antiguas, y sin tener que mencionar que él se remonta hasta la Yoga (este sistema de filosofía científica cuyo origen se pierde en la noche de los tiempos). La Cosmobiología y la Yoga son presentadas en su fundamento científico como filosófico, como verdaderos sistemas que aportan claves e identifican las leyes de la evolución, la primera sustentada sobre una sólida estructura astronómica y simbólica, con controles matemáticos de precisión, y la segunda como un método de realización y como una matesis de psicología, comprendiendo la matesis como el cambio cualitativo, como investigación y como vivencia. De la misma manera destacó el valor de ciencias síntesis como la alquimia, la magia, la arqueometría, ciencia de la armonía, y la antigua cábala conservada por la Tradición Hebrea. Estas ciencias conservadas por la Sagrada Tradición Iniciática y actualizadas desde 1948 por los Maestres para esta Era precesional, por su estructura y sus símbolos, cumplen con su función social e iniciática. Abren una oportunidad al hombre como ciencias síntesis, para que se involucre activamente en la construcción de la Edad de Oro y de Paz, de manera responsable y consciente. Aportan conocimientos para despertar el potencial, promover la indagación por el ser, profundizar en su mística y para desarrollar el talento, entendido cuando las cualidades individuales se ponen al servicio de los demás. Se trata de una Ciencia para el descubrimiento del Hombre Trascendental, al tomar en cuenta que entre sus expresiones primordiales, el Maestre de la Ferrière indicó que: el acontecimiento más importante en la Nueva Era será el Descubrimiento del Hombre Trascendental. Esta es una expresión acorde con el símbolo de esta Era, por un lado representado por el joven Ganimedes que vierte el cántaro con el néctar de la sabiduría para la humanidad, y por otra, el anuncio que hace Jesús del retorno del Cristo Rey, la Era del Hijo del Hombre. A partir de 1948 se inició esta nueva Era, la era acuariana que implicó el final del predominio de la India y del Tíbet, donde estuvo establecido el centro espiritual del mundo durante 12.000 años, y que ahora se ha trasladado al sur del Perú para el nuevo ciclo de otros 12.000 años.2 La etapa acuariana comenzó progresivamente entre muchos temas y proyecciones que surgieron como la cibernética, la ecología, la epistemología, la electrónica, que se va integrando con el humanismo, así como el Arte en la Nueva Era que trata el Maestre de la Ferrière en forma magistral en su VI Mensaje, para la misión del artista. Estas ciencias surgieron como imperativo cósmico. El Maestre David Ferriz Olivares al referirse a la cibernética indica: sabemos que la analogía utilizada en la medida en que el desorden de los fenómenos comienza a estructurarse mediante el reconocimiento de las afinidades, desempeña un papel primordial en el descubrimiento científico, por ejemplo en la cibernética donde proporciona modelos al estudio del hombre sobre todo en la teoría de la información. En cuanto a la epistemología toma el aporte de François Guéry, investigador francés, quien aclara diciendo: “en el uso francés contemporáneo y de vanguardia, se entiende por “epistemología” la disciplina que tiene por objeto estudiar cómo se forman y se transforman los conceptos científicos, cómo se intercambian de una ciencia a otra, cómo se constituye el campo de una ciencia, según qué reglas se reorganizan dichos conceptos a través de mutaciones sucesivas, y cómo, referida a sus propias reglas, una práctica científica se vuelve consciente de su método”. La ecología hoy en día ha sido incluida en otras disciplinas debido a su concepción integral del mundo, en los estudios de urbanismo así como en la cosmobiología. Hoy en día se aplica como ecología humana con sus aportes en antropología y sociología.3 La electrónica ha sido el soporte para la conquista del Elemento Aire al cual pertenece esta Era del Saber. Con el descubrimiento del electrón y su acertado uso, hoy es posible la integración del mundo por las comunicaciones. Esta Era tiene la regencia del planeta Urano que está en relación con la electricidad, la electrónica, las ondas, la tecnología, la inventiva, el nivel de inspiración que traspasa las limitaciones del ego personal y se une a la consciencia universal, que en su manifestación social se ha expresado en la instalación de paneles solares en la población del Sajama, a 4.400 metros en Bolivia, con una antena satelital y equipos complementarios que permiten la conexión a internet por parte de la Fundación Escuelas Libres de Investigación Científica para Niños, favoreciendo la integración de la comunidad con servicios de salud y educación para adultos, jóvenes y niños. Es el giro de la electrónica hacia el humanismo, que avisoró el Maestre Dr. David Ferriz Olivares. Se observa en este ejemplo la trascendencia, comprendida desde el pratyahara, el control de las percepciones sensoriales, como la superación y aprovechamiento de las experiencias con transmutación, el paso progresivo de la pasión en ideal, de la fuerza física en energía psíquica o de la materia en consciencia. La trascendencia también abordada como el hecho de alcanzar la existencia de una realidad que se encuentra más allá de ciertos límites, sean éstos físicos y mentales. Este Discípulo, el más comprensivo que lo siguió exactamente en su pensamiento para dar luz a su enseñanza verdadera, profundizó mediante el estudio de la historia en la importancia de los éxodos y en sus resultados. Al respecto escribió: “Los Éxodos siempre han sido redentores, liberadores y constituyentes de la identidad de los pueblos y de la Gran Tradición Iniciática, como en el Éxodo de los hebreos que salieron de Egipto conducidos por Moisés a través del desierto, en que se basa la preservación de la Tradición Hebraica y la identidad del pueblo judío que se ha conservado a través de los tiempos en una diáspora diluida y perseguida injustamente a través de los siglos, preservando la enseñanza de Abraham, que si bien fue para todos los pueblos, en cambio con el Mensaje específico de Moisés y su Éxodo por el desierto, permitió que un pueblo elegido la preservara. Así también hubo una preservación de la Gran Tradición con la salida de Pitágoras y los suyos de la isla de Samos para establecer la Escuela en Crotona, como en la salida de los Arhats del Mahayana para el norte de la India, China y Japón para la preservación de la Jñana y el verdadero mensaje de Siddharta Gautama el Buddha, quien hemos dicho fue un Jñani. Así nosotros hemos acometido el Éxodo de los lugares originales donde estuvo el S. Maestre para preservar el Saber de la Nueva Era”.4 El Éxodo protege y enaltece el pensamiento y mensaje del Maestre Dr. Serge Raynaud de la Ferrière, así como su voluntad expresada en sus disposiciones escritas, presenta la superioridad del método para la conservación y vivencia de la Sagrada Tradición Iniciática, y restituye el Discipulado, la relación Maestro – Discípulo, sin la cual la Iniciación declina y se desvanece volviéndose simple y especulativa. El Éxodo surge para contrarrestar la falta de estudio y profundización de la Enseñanza Iniciática, como sucedió con los Avatares y Grandes Maestros, pues se adoró más al personaje olvidándose de su Mensaje. A Jesús entre más se le adoraba más se distanciaba de estudiar su Mensaje. Siddharta Gautama el Buddha terminó considerado como un bhakti en la Era de Piscis, cuando en realidad había sido un Jñani. _______ 1 Dr. Serge Raynaud de la Ferrière. Tomo IV “Hacia una Edad de Paz. Teocracia y Tibet”, de la serie de los 36 Propósitos Psicológicos. Diana México 1978. 2 Dr. David Ferriz Olivares. El Retiro del Maestre. Diana México 1986. 3 Dr. David Ferriz Olivares. Su Pensamiento Primordial: Yo realicé a Dios a través de las matemáticas. Lima 1977. 4 Dr. David Ferriz Olivares. La Supremacía de la Jñana-Yoga en la Era del Saber. Ediciones FISS Bogotá 1994. * Edwin Rodríguez Paz es Arquitecto con formación en Epistemología, Simbología, Cosmobiología y Arqueometría. Presidente del Consejo Subalterno, Director Ejecutivo de la Casa de la Cultura y del Liceo de Síntesis de la Fundación Magna Fraternitas Universalis seccional Bogotá. Miembro del Comité Organizador de los Congresos Mundiales de la Fundación Escuelas Libres de Investigación Científica para Niños ELIC. Es discípulo del Maestre Dr. David Juan Ferriz Olivares y de los Maestros Venerables Sat Arhats María Nilda Cerf Arbulú y José Miguel Esborronda Andrade. Bogotá, 12 de junio 2018. Día del Natalicio del Maestre Dr. David Juan Ferriz Olivares y del Discipulado del Saber.  

FUNDACIÓN MAGNA FRATERNITAS UNIVERSALIS Bogotá

EL NUEVO ÉXODO DEL SABER, IMPERATIVO PARA EL DESTINO HISTÓRICO DE LA HUMANIDAD El Éxodo del Saber de Aquarius, su significado y aporte para el destino histórico de la humanidad, es un símbolo viviente, una experiencia de liberación y de integración. Por el Arq. Edwin Rodríguez Paz1 “No habrá misterio que no sea revelado”, dice la profecía en función de la llegada de la Era del Saber, una Era de investigación, de estudio, de profundización, que fue anunciada desde hace más de 2.000 años e iniciada en 1948, según los cálculos matemáticos aplicados al movimiento de la precesión equinoccial. Es posible revelar los misterios, descorrer el velo para que se penetre en ellos, mediante la investigación, como lo presentó el Dr. Serge Raynaud de la Ferrière en su Tercer Mensaje, titulado Los Misterios Revelados, donde comenzó a descorrer los velos teológicos, como la revelación con base en investigaciones, acerca de cómo Jesús no murió en la cruz. El Dr. de la Ferrière investigó este fenómeno astronómico, generado por uno de los movimientos del globo terrestre, en que el punto vernal va trasladándose lentamente por el campo de radiación de las zonas de las constelaciones zodiacales, marcando etapas de cambios sociales, culturales, religiosos, incluso geográficos, en el transcurso de la historia de la humanidad. Destacados investigadores como Frederick Zeuner de la Universidad de Londres en el siglo XX y en el siglo XIX Arthur Posnansky, aplicaron la precesión para datar el pasado, el primero en la geocronología y el segundo en el estudio de ubicar la época de surgimiento de la cultura Tiwanaku. Los Éxodos han sido siempre liberadores debido al aporte innovador que conllevan, son instauradores de una nueva visión de vida y aportan un avance para los pueblos. Son expresión de una ley universal. En el Éxodo Moisés cruzó con su pueblo el mar rojo, escapando de los impedimentos y rígidas estructuras obsoletas de grupos egipcios, que lo querían someter para impedirle que cumpliera con su misión y abriera una nueva manera de pensar y rescatara la Tradición Hebrea. De manera similar sucedió con el Éxodo de Quetzalcóatl, quien instauró en la antigua América una nueva civilización. Su nombre en náhuatl significa la serpiente emplumada, es decir, Aquel que maneja el misterio del saber simbolizado por la serpiente y se eleva espiritualmente hasta tener la autoridad del ave que domina en las alturas. Pitágoras en Samos fue perseguido debido a la trascendencia de su enseñanza y tuvo que salir en Éxodo con sus discípulos para salvaguardarla hasta que se pudo refugiar en Crotona. El Dr. de la Ferrière observa en su nombre la composición de Pithón y Goras, el Maestro de la Luz. En su libro El Misterio de Israel, escribe: “Si el Éxodo no hubiera tenido lugar, señal del doble sello o de la imperiosa voluntad divina y de la participación consentida y consciente de los hombres, el destino histórico de la humanidad habría seguido otro curso, radicalmente diferente, porque en sus mismas raíces no habría figurado la gueula (la redención) de la salida de Egipto”. Y cita a Filón de Alejandría, quien señalaba que: “…salir de Egipto es vencer la materia, acceder al Universo del Alma, operar el paso misterioso del estado somático al pneumático”. Presentó a través de su obra escrita y de sus precedentes vivientes, desde 1948, una serie de nuevos conceptos, de teorías de vanguardia, de virajes insospechados en la manera de asumir la vida y la espiritualidad como su teoría acerca de la antigüedad del ser humano, su visión de unir el arte con la ciencia, de integrar el humanismo con la ciencia, de asumir la espiritualidad con base en la cultura, en la investigación, en el estudio de las leyes para la evolución consciente, actualizar sistemas de sabiduría para esta Era del Saber, proponer nuevos métodos de auto-perfeccionamiento, de auto-realización, como el yoghismo, presentar la aplicación de la epistemología para una mejor comprensión de las cosas sagradas, enfatizar la importancia de las matemáticas para la realización de lo divino, revelar misterios, y así se podría ampliar bastante muchísimos más temas innovadores, como el nuevo concepto de la divinidad, requerido para esta Era de investigaciones verdaderas. Sin embargo, su profunda visión, su avanzada ideación para beneficio de la evolución del hombre, su voluntad expresada para elevar la condición humana, no fue entendida ni atendida, ni estudiada, por parte de algunos grupos que lo conocieron en su primera etapa de su misión en Venezuela y lo siguieron de manera parcial y estrecha, más apegados al personaje que a su mensaje, a símbolos de la Era anterior, distorsionando su Enseñanza, hasta el punto de reducirla a aspectos solamente secundarios, sencillos, simples, de carácter ascético o pseudo esotérico y lo más grave de todo ello, alterando sus escritos para borrar aquellos párrafos con los cuales no estaban de acuerdo. Cuando su Discípulo el Dr. David Juan Ferriz Olivares se fue dando cuenta de todo ello desde 1956, y cuando recibía por carta los señalamientos de su Maestre de cómo estaban confundiendo y alterando su obra, y que no le comprendían, ni siquiera leían sus instrucciones, y estaban fanatizando todo, en su diálogo epistolar durante 7 años entre Niza y Bogotá, vio la necesidad de emprender un Reajustamiento Doctrinario. Sin embargo, la iniciativa de este Reajustamiento fue inmediatamente atacada. Fue entonces cuando este Discípulo, a quien el Dr. de la Ferrière le dio la representación emblemática de la Palabra Saber, al reconocerle no solo sus extraordinarias cualidades ideológicas en la manera de comprender y seguir exactamente su pensamiento, sino que le reconoció sus cualidades sociales y académicas, intelectuales y especialmente iniciáticas en el más Alto Discipulado, otorgándole grandes responsabilidades para la salvaguarda de su Mensaje, decidió con paciencia, observación de varios años, y profunda reflexión, que era una necesidad imperiosa emprender un Éxodo. Actualmente los Venerables Sat Arhat's María Nilda Cerf Arbulú y José Miguel Esborronda Andrade, son los Discípulos directos del Maestre Dr. David Juan Ferriz Olivares. El Éxodo es, pues, una Causa trascendental con su efecto no–manifestado y manifestación, iniciado el 18 de octubre saliendo de Caracas y terminó el 12 de noviembre de 1990 en Lima, quedando instaurado para toda la Era del Saber. Fue en un momento de gran fuerza cósmica, como lo han sido otros Éxodos referidos por la historia, que vino a rescatar la verdadera obra, el verdadero pensamiento y mensaje del Fundador, en lo más prístino de su voluntad e intencionalidad, como lo demuestran los libros de exégesis escritos por este Discípulo del Saber, las Fundaciones que surgieron para la preservación y operatividad de su enseñanza y los hechos que desde 1990 se han alcanzado con mucho éxito. Con el inicio de este Éxodo de la Era del Saber, el Maestre Dr. David Juan Ferriz Olivares creó las estructuras y generó el ambiente adecuado para continuar con el Apostolado de su Misión, abrir la Iniciación Mayor con sus Misterios Mayores, con el Discipulado Modelo de la Jñana para la Bhakti al Maestre junto con el Reajustamiento Doctrinario, debido a que su Maestre le había formado para esta alta dignidad y dirección. La Palabra Saber se encuentra para esta Era precesional en la cima del Eje Vertical de la Cruz emblema. Este es un símbolo viviente, el cual está acompañado por la historia, tanto de los ataques contra esta Misión encomendada y en contra del Maestre con sus fieles Discípulos, así como la historia de los logros de alto nivel científico y cultural, que durante esta época se realizaron y se continúan realizando, acordes con el Mensaje original del Fundador. Este Éxodo ha categorizado de manera elevada y profunda, consistente y clarificadora el Mensaje del Maestre Dr. Serge Raynaud de la Ferrière, para aplicarlo en las actividades que están realizando las Fundaciones emanadas de su pensamiento, la Federación Internacional de Sociedades Científicas FISS, Invesciencias, las Escuelas Libres de Investigación Científica para Niños ELIC, la Magna Fraternitas Universalis y la Fundación Orden del Aquarius, junto con sus Organismos. Así, el destino histórico de la humanidad retoma su curso, y puede emprender su aventura común sobre la tierra, con la confianza que le permite la realización consciente del vínculo entre Dios y los hombres. Bogotá, D.C. 1 de Mayo 2018. Día del Gurú y de la Iniciación. ___ 1 Edwin Rodríguez Paz es Arquitecto, Director Ejecutivo de la Casa de la Cultura Dr. David Ferriz Olivares y del Liceo de Síntesis. Presidente de la Fundación Magna Fraternitas Universalis en la seccional de Bogotá. Gráfica. Ganimedes en la constelación de Aquarius. Constellation of words.  

D.2. El Sublime Maestre Desaprueba a sus seguidores de transición J.M. Estrada, J.V. Mejías y A. Gil

                                         "es pues necesario vivir los grados Iniciáticos, pues el simple hecho de recibir grados no constituye una prueba de evolución." LNFM/ 107 Ed. Diana D.2.1.- EL SUBLIME MAESTRE Dr. SERGE RAYNAUD DE LA FERRIÈRE DESAPRUEBA A SU SEGUIDOR DE TRANSICIÓN JOSÉ MANUEL ESTRADA:  

Saber más...


Los Maestres: Ia importancia y trascendencia de su mensaje

Sublime Maestre Avatar y Maestre del Saber: “Toda fundamentación del Sublime Maestre es voluntad y enseñanza crística para toda la era que nadie tiene el derecho de menospreciar y rechazar”  RD I/ 192 Ed. Sapienda   

Saber más...